Salud

¿La diabetes es una pandemia?

La diabetes es una pandemia global que afecta a 382 millones de personas en el mundo. La OMS proyecta que la diabetes será la séptima causa principal de muerte para el año 2030. Se estima que 4 millones de personas mueren al año por complicaciones relacionadas con la diabetes.

¿Por qué la diabetes es una enfermedad peligrosa? La diabetes es una de las enfermedades no contagiosas más comunes. Se trata de una enfermedad crónica que se presenta cuando el páncreas no produce suficiente insulina o cuando el cuerpo no puede usar la insulina producida de manera eficaz. La diabetes puede causar complicaciones crónicas:

  • Cardiomiopatía diabética, daños en el corazón, lo que produce disfunción diastólica y, en última instancia, insuficiencia cardíaca.
  • Nefropatía diabética, daños en los riñones que pueden llevar a insuficiencia renal crónica, lo que requiere diálisis.
  • Neuropatía diabética, sensación anormal y disminuida que, al combinarse con vasos sanguíneos dañados, puede llevar a sufrir pie diabético, y en algunos casos requerir la amputación.
  • Retinopatía diabética, pérdida severa de la visión o ceguera.

 

¿Quién se ve afectado por la diabetes? Esta enfermedad afecta a personas de todas las edades, sexos y razas. En el año 2013, 382 millones de personas (8,3% de la población) padecían diabetes en el mundo. El 55% de estos pacientes diabéticos provenían de la región APAC. La región APAC fue secundada por la región EMEA, que representaba al 29% de la población diabética del mundo.

DM Tipo 1 (aproximadamente el 10% de los casos) También conocida como “insulina dependiente” o “diabetes juvenil”, esta variación se presenta cuando el cuerpo no puede producir insulina. Los pacientes deben inyectarse insulina a diario o usar una bomba de insulina para controlar la enfermedad.

DM Tipo 2 (aproximadamente el 90% de los casos) También conocida como “Diabetes de aparición adulta”, se presenta tras la resistencia a la insulina, una afección en la que las células no pueden usar la insulina de forma adecuada, a veces en combinación con una deficiencia absoluta de insulina. El tratamiento para la enfermedad requiere un control diario de los niveles de glucosa en la sangre. La afección puede empeorar y requerir inyecciones de insulina diarias o una bomba de insulina.

DM gestacional es la aparición de hiperglucemia detectada durante el embarazo.
Fuente: Informe anual de 2013 de IDF

Impacto diario: Las restricciones nutricionales, la actividad física, las pruebas de glucosa en sangre, las autoinyecciones periódicas de insulina e incluso las bombas de insulina pueden ser necesarias para el control de la enfermedad.

Fuente: HTL-STREFA

Entradas relacionadas

Deja tu comentario

Abrir chat